Osos: historia de maternidad.

Disneynature es un proyecto que empezó en 2008, y según dijo el presidente de los estudios Disney, Alan Bergman, su propósito “es capturar a la naturaleza en sus propios términos y sus propios tiempos. Estas películas nunca resultan apresuradas, de manera que podemos contar historias nunca antes contadas, para asombrar y encantar al público a la vez.” Hasta la fecha, Disneynature ha producido nueve películas, entre las cuales Osos (2014) es la antepenúltima. Pero tras verla, la impresión que se tiene es que las palabras de Bergman son falsas, quizá a excepción de la promesa de encantar al público.

A mi entender, aquello de captar a la naturaleza en sus propios términos tal vez puede lograrse. Pero la pregunta que surge es: ¿captar es solo mostrar imágenes de los animales en su hábitat? O bien, ¿implica también la forma en que se presentan? Y estas preguntas se relacionan, a su vez, con aquello de contar historias nunca antes vistas, pues algo que han puesto de manifiesto las películas animadas protagonizadas por animales es que la naturaleza se puede humanizar, de tal modo que en ella podemos apreciar las historias siempre contadas.

En este sentido, me parece que Osos está muy lejos de captar la naturaleza, porque si bien es protagonizada por una osa y sus dos cachorros, y podemos observar los bellos paisajes de Alaska, sin embargo, los osos y demás animales quedan encuadrados en una historia de maternidad, donde son dotados de nombre y personalidad. Así, la cinta dirigida por Alastair Fothergill y Keith Scholey cuenta la historia de una osa llamada Sky y sus cachorros, Amber y Scout, quienes deben sobrevivir su primer verano. Para ello, se lanzan a la búsqueda de salmones, pero en su camino tienen que vérselas con lobos ladrones, aves oportunistas y otros osos, a veces muy hostiles. En este ambiente, Sky descubre las dificultades de ser madre, ya que, como en algún momento dice la voz en off, las cosas eran más sencillas cuando era una osa soltera.

Y en efecto, la voz en off es la que marca la forma en que deben ser leídas las imágenes, por decirlo así, pues ella es la encargada de hablar por los osos, de describir sus sentimientos, de caracterizar sus actos e incluso, en ocasiones, de hacer completamente manifiesto que Osos es una película de experiencias humanas protagonizadas por estos animales. Así por ejemplo, aquel momento cuando la voz en off señala que la posición en que está un oso se parece mucho a la que tiene su papá cuando ve la televisión.

De este modo, me parece que Osos es muy semejante a otra película de Disney, Tierra de osos (2003), dirigida por Aaron Blaise y Robert Walker. Incluso creo que en muchas ocasiones sigue los mismos pasos, por ejemplo, la búsqueda del salto del salmón o la caracterización del cachorro juguetón que no deja de hablar: Scout y Koda, respectivamente. Sin embargo, el problema que tiene Osos con respecto a este antecedente es que Tierra de osos conectaba el mundo humano y el animal no humano, permitiendo que un humano se transforme en un oso y haciendo que todos los animales, sin importar su especie, compartan lo que parecía ser el mismo cielo. Sin mencionar el buen manejo del humor, entre otras cosas. En cambio, por momentos, Osos se enfrenta al problema de mostrar cierto sentimiento en Sky, y al no poder resolverlo mediante las imágenes tiene que recurrir a descripciones de la voz en off y el uso la música extradiegética que, empero, no parecen coincidir con la imagen. Es aquí cuando se ve lo disociadas que están las imágenes de la historia humana que pretenden narrar.

Mas, pese a todo, no dudo que Osos logre encantar al público, porque la historia es agradable, termina dejando cierta enseñanza, la voz en off ofrece algunas bromas muy divertidas, y hay algunas escenas bien logradas gracias al montaje, como aquella en la que un oso persigue a Sky y sus cachorros, y ella tiene que luchar para protegerlos. No obstante, si es que se intentó, Osos está lejos de mostrar lo que es la vida de los osos en su hábitat, porque la historia de una madre soltera que busca sacar adelante a sus hijos en un mundo hostil es muy humana.

BearsTítulo original: Bears.
Título: Osos.
Directores: Alastair Fothergill y Keith Scholey.
Guión: Adam Chapman, Alastair Fothergill.
Producción: Daniel Hassid, Emma Zee.
Edición: Andy Netley.
Música: George Fenton.
País: Estados Unidos.
Año: 2014.
Narrador: John C. Reilly.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s