Tratarse con dulzura.

«Las cualidades más finas de nuestra naturaleza —escribió Thoreau—, al igual que la lozanía de ciertos frutos sólo pueden preservarse mediante el trato más delicado. Sin embargo, no nos tratamos a nosotros mismos ni a los demás con tal dulzura.» (p. 22) Aquí está expresada una de las preocupaciones de Thoreau, el cuidar de sí mismo, el salvaguardarse para obtener lo que él llamó los … Continúa leyendo Tratarse con dulzura.

Movimientos sencillos hechos sin reflexionar.

Ernst Jünger escribió: «toda realización obedece a una disposición. Nosotros realizamos a cada segundo movimientos sencillos sin reflexionar sobre ellos: eso habla en pro de su profunda calidad. Muchos de ellos, como los de los órganos internos, se sustraen a la percepción.» (p. 506) Hay movimientos que se hacen sin proponerselos y, según Jünger, todos ellos obedecen a una disposición, es decir, tienen una razón … Continúa leyendo Movimientos sencillos hechos sin reflexionar.

La buena suerte.

«Encontrar una de las cosas necesarias sin buscarla» (III, 9, 14). Sócrates define así la buena suerte en una de las obras de Jenofonte. Y la caracterización tiene cierta belleza, porque, entonces, no es algo que pasa todos los días. Encontrarse una moneda en el piso, por ejemplo, no es tener buena suerte; encontrarse una cuando de verdad la necesitas, ahí es cuando se trataría … Continúa leyendo La buena suerte.

¿Cómo descubrir a un impostor?

Desde tiempos antiquísimos han existido dos individuos: el adulador y el impostor. Los filósofos antiguos, por su parte, no dejaron de llamar la atención sobre el peligro que conlleva caer en las manos de un adulador. Pero en esta ocasión quiero detenerme en el otro individuo, el impostor, ese sujeto que se hace pasar por alguien o por algo que no es. Su peligro es … Continúa leyendo ¿Cómo descubrir a un impostor?

Cuando Platón se equivocó al interpretar a Diógenes.

Platón y Diógenes el cínico son dos hombres que me parecen, a la vez, tan semejantes como diferentes. Semejantes, entre otras cosas, pues no cabe duda de que ambos eran brillantes, y de igual manera los dos pensaban que la filosofía era una forma de vida. Sin embargo, eran también muy diferentes: puede decirse que Platón era más calmo, y sin duda no le gustaba … Continúa leyendo Cuando Platón se equivocó al interpretar a Diógenes.

¿Por qué ningún filósofo cínico anduvo desnudo?

Michel Onfray es un filósofo francés con una peculiar y refrescante forma de abordar los temas. Entre varias impresiones que tengo, él ha escrito algunas de las páginas más bellas que me ha tocado leer, por ejemplo, el prefacio de su libro Cinismos. Retrato de los filósofos llamados perros; así también, son de su autoría algunas de las más divertidas que he leído: varias están … Continúa leyendo ¿Por qué ningún filósofo cínico anduvo desnudo?