Dos amores, según Tormento.

A propósito del amor, Galdós escribió en Tormento: «la quería con tranquilo amor, puestos los ojos del alma, más en los encantos del vivir casero, siempre ocupado y afectuoso, que en la desigual inquietud de la pasión.» Hay al menos dos formas de amor, entonces, el casero y el apasionado. Es una pequeña observación, claro, realizada sin intención de pormenorizar, pero creo que nosotros podemos … Continúa leyendo Dos amores, según Tormento.

El primer beso, posiblemente.

Ernst Jünger escribió que «disponemos de muchas capacidades a las que nos hemos habituado hasta tal punto que ya no las percibimos como logros técnicos. Pero hubo de haber en oscuros tiempos prehistóricos algún ancestro que hizo una lazada por primera vez. Nosotros le imitamos». Cuando dijo eso, recordaba la época en la que no podía atarse los zapatos. En esas fechas, pues, llegó a … Continúa leyendo El primer beso, posiblemente.

Objetos de aprecio y decoración.

Thoreau cuenta que tenía tres pedazos de piedra caliza en su escritorio, pero las arrojó por la ventana cuando se dio cuenta de que requerían desempolvarse cada día y los muebles de su mente aún necesitaban sacudirse. Al decir esto, se pronunciaba contra ese deseo y costumbre tan extendida de acumular cosas. Porque el mobiliario de una casa no hace más que esclavizarnos al quehacer … Continúa leyendo Objetos de aprecio y decoración.

Tratarse con dulzura.

«Las cualidades más finas de nuestra naturaleza —escribió Thoreau—, al igual que la lozanía de ciertos frutos sólo pueden preservarse mediante el trato más delicado. Sin embargo, no nos tratamos a nosotros mismos ni a los demás con tal dulzura.» (p. 22) Aquí está expresada una de las preocupaciones de Thoreau, el cuidar de sí mismo, el salvaguardarse para obtener lo que él llamó los … Continúa leyendo Tratarse con dulzura.

Movimientos sencillos hechos sin reflexionar.

Ernst Jünger escribió: «toda realización obedece a una disposición. Nosotros realizamos a cada segundo movimientos sencillos sin reflexionar sobre ellos: eso habla en pro de su profunda calidad. Muchos de ellos, como los de los órganos internos, se sustraen a la percepción.» (p. 506) Hay movimientos que se hacen sin proponerselos y, según Jünger, todos ellos obedecen a una disposición, es decir, tienen una razón … Continúa leyendo Movimientos sencillos hechos sin reflexionar.