De la muerte considerada como una posibilidad de la vida.

Es un gusto estar con ustedes por primera y ultima vez. Voy a empezar con una pequeña historia sobre los días anteriores a esta reunión, si me lo permiten. Hace tres meses, tras sopesarlo mucho, tomé la decisión de suicidarme. Había pensado en una fecha, pero, entonces, dos días antes me llegó la carta que a ustedes también les llegó, invitándome a la reunión. No … Continúa leyendo De la muerte considerada como una posibilidad de la vida.

Dos amores, según Tormento.

A propósito del amor, Galdós escribió en Tormento: «la quería con tranquilo amor, puestos los ojos del alma, más en los encantos del vivir casero, siempre ocupado y afectuoso, que en la desigual inquietud de la pasión.» Hay al menos dos formas de amor, entonces, el casero y el apasionado. Es una pequeña observación, claro, realizada sin intención de pormenorizar, pero creo que nosotros podemos … Continúa leyendo Dos amores, según Tormento.

El primer beso, posiblemente.

Ernst Jünger escribió que «disponemos de muchas capacidades a las que nos hemos habituado hasta tal punto que ya no las percibimos como logros técnicos. Pero hubo de haber en oscuros tiempos prehistóricos algún ancestro que hizo una lazada por primera vez. Nosotros le imitamos». Cuando dijo eso, recordaba la época en la que no podía atarse los zapatos. En esas fechas, pues, llegó a … Continúa leyendo El primer beso, posiblemente.

Artemio: el hogar.

Artemio es un niño que nació en Estados Unidos, pero ahora vive con su madre en El Cacalote, un pueblo de Guerrero. Hay una tensión constante entre estos dos lugares: la familia que el pequeño tiene en el país del norte desea que regrese con ellos, pero él no quiere dejar a su madre. A partir de esta situación, entran a escena dos aspectos abordados … Continúa leyendo Artemio: el hogar.

Siempre andamos caminando: vidas y gestos.

Podemos mencionar los nombres de Henry David Thoreau y Virginia Woolf para empezar a hablar de Siempre andamos caminando (2017). Ambos, en cierto modo, llegaron a pedir lo mismo: conocer las vidas que por lo regular pasan desapercibidas. Ya tenemos suficientes biografías de Jane Austen, dijo Woolf; ella pidió conocer cómo viven el resto de las mujeres. Thoreau pidió de todo escritor una suerte de … Continúa leyendo Siempre andamos caminando: vidas y gestos.