Pequeño aviso. 

La chair et les volcans (Clémence Demesme, 2014).

 

En primer lugar, esto es una disculpa. En teoría, en el blog se publica un texto por semana, o sea, cuatro entradas al mes. Pero no siempre es así: a veces solo son tres, y en ocasiones especiales (durante el My French Film Festival y el Festival Márgenes) hay más de diez. Sin embargo, este último mes y medio, como habrá notado alguno, no se ha publicado nada nuevo. ¿La razón? A veces es necesario dedicar todo el tiempo a algunas actividades en detrimento, por desgracia, de otras. Ni más ni menos, aunque tampoco puedo negar que, tal vez, también influyó  la capacidad que tengo para administrar bien mi tiempo.

¿Es muy grave faltar a ese compromiso de escribir al menos un texto a la semana? No siempre, porque en ocasiones, cuando no se tiene nada importante que decir, considero que es mejor dejar pasar el tiempo. Pero lo que sí me parece grave es no dar explicaciones de lo que ha pasado, sobre todo cuando uno se comprometió a hacer algo. Mis disculpas por este silencio tan prolongado. En estos días, el blog regresará a su actividad usual. También, si a alguien interesa, tengo la intención de trabajar más sobre una sección, la de Apuntes, con textos de carácter ensayístico, en un sentido muy simple de pruebas. Algunas observaciones, anotaciones, enfocar la atención en un rasgo…

Por último, aprovecho para agradecer su tiempo, en especial a quienes me han comentado algo sobre el blog. Hace unos días, Mapleforth cumplió cuatro años en línea. Cuando pienso en esta cifra, me asombro bastante. Al empezar este espacio, para ser sincero, no esperaba mucho. Pero con el tiempo he descubierto que algunos textos le han servido a ciertas personas para realizar algún trabajo, para ver una película desde otra perspectiva o para fundamentar ciertas interpretaciones. Y a veces, incluso, se le ha dado mayor peso a este humilde blog que al texto de un “crítico profesional”. Esto es mucho más de lo que llegué a imaginar en mis momentos más optimistas. Ahora sigo sin ser muy optimista, pero el lugar al que ha llegado el blog, sin mucha publicidad de por medio, refuerza algunas convicciones: este espacio puede ser mejor, y hay una gran resposabilidad en cada palabra que se escribe. Uno solo espera estar a la altura de las circunstancias.

Anuncios

Un comentario en “Pequeño aviso. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s