El último francés: torpeza peligrosa.

El título no da lugar a dudas: el cortometraje de Pierre-Emmanuel Urcun trata sobre el último céfran (français invertido fonéticamente) de un barrio, es decir, el último francés que no es hijo de padres extranjeros. Aunque esto no es completamente cierto, porque Rémi, el susodicho, no cumple cabalmente con esta caracterización, al menos, de entre el grupo de amigos que protagoniza la obra, es el que más se acerca. El caso es que, cansado de no hacer nada con su vida, y también porque su novia y madre lo presionan, decide unirse al ejercito. Y una vez que se marche, no quedará ningún céfran.

A veces, El último francés (2015) es grandilocuente, sobre todo con la música extradiegética, cuando, en realidad, en la escena no hay nada importante ni remotamente «poético». Hay una trampa: se pretende indicar que hay más de lo que se puede encontrar. Por ejemplo, cuando Rémi va mirando por la ventana del coche, camino a enlistarse. Por más que la música lo señale, en la escena no hay nada de valor. Algunos planos son interesantes, poco más. Y si observamos aquello que, según el título, debemos ver, no encontramos nada importante. Ni una palabra sobre la situación en Francia respecto a la migración. ¿Por qué se han ido los franceses del barrio?, ¿las ciudades se están dividiendo, de modo que los franceses de padres extranjeros viven en ciertas zonas, mientras los céfran en otras? Nada, ni un plano.

Pero, dándole la vuelta al asunto, aparece algo curioso. Prestemos atención a los no-céfran, todos los amigos de Rémi. Igual que él, parece que no hacen nada con su vida. Tienen dinero y trabajo, pero al film le interesa más verlos vagabundear y sin establecerse (el chico que va de amante en amante, por ejemplo), dando tumbos, fallando (el tipo con dificultades para conseguir su licencia de conducir) y haciendo tonterías (el que le habla al trasero de otro). Si uno fuera militante de la extrema derecha, no es difícil encontrar aquí ejemplares que nos convenzan de que los extranjeros deben ser deportados. Porque, al final, solo están en Francia para actuar estúpidamente. El cortometraje puede volverse peligroso, por lo torpe que es en su manejo.

el-ultimo-francesTítulo original: Le dernier des Céfrans.
Título: El último francés.
Director: Pierre-Emmanuel Urcun.
Guion: Pierre-Emmanuel Urcun.
Producción: Pierre-Emmanuel Urcun, Roy Arida, Vincent Le Port, Louis Tardivier.
Fotografía: Jacques Girault.
Edición: Jean-Baptiste Alazard.
País: Francia.
Año: 2015.
Elenco: Remy Ferreira (Rémy), Ridwane Bellawell (Redouane), Mehdi Bouguettouche (Boom), Moussa Sylla (Moussa), Nasser Bessalah (Nasser).
_______________

Se puede ver El último francés de manera gratuita durante el 7° My French Film Festival, en la página del festival, hasta el 13 de febrero de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s