La última puerta al sur: nuestro cielo.

Una voz en off nos guía por todo el cortometraje de Sacha Feiner, La última puerta al sur (Dernière Porte au sud, 2015), y ella pertenece al niño que lo protagoniza. Este tiene dos cabezas, una más grande que la otra, una que puede hablar y otra que solo puede emitir sonidos. El niño nos cuenta que vive en un mundo compuesto por habitaciones y que no deja de explorar, cuando no está tomando clases con su madre o va con ella a visitar el mausoleo de su padre, quien murió hace tiempo.

Toda la importancia que tiene la obra de Feiner radica en este recurso, porque el niño parece ser de confianza. La inocencia y su espíritu explorador le dan garantía a su discurso. Se suele decir que los niños no mienten; y el explorador está en el mundo para descubrir cosas, no para ocultárnoslas. Así entonces, uno se ve movido a creer su historia. Lo ubicamos en un mundo extraño, que parece ser una gran casa y donde es «normal» tener dos cabezas.

Pero el problema es que la inocencia es posible porque se desconocen algunas cosas; y el explorador vive porque hay misterios, cosas que no están a la vista y lugares en apariencia inaccesibles. El asunto con La última puerta al sur es lo que, en el discurso del niño, permanece en fuera de campo.

Lo terrible es que nosotros conocemos aquello que está oculto para él. Descubrimos que no vive en un mundo paralelo, sino en el nuestro; que en su mundo lo «normal» no es tener dos cabezas, sino una; y que no es un explorador, sino un pequeño encerrado en una mansión por sus padres ya que se avergüenzan de él, y porque el resto de las personas seria muy cruel al verlo. Lo sobresaliente en el cortometraje de Feiner es que, a través de él, descubrimos nuestra propia crueldad.

El final es completamente desolador: el pequeño llega al techo de su casa, y ve los edificios. Aquí es cuando todo se revela ante nosotros, pero él cree estar en el cielo, y por ello cree estar muerto. En efecto, sin madre, sin padre, tras haberle disparado a una de sus cabezas, en nuestro mundo su muerte está anunciada. Nuestro mundo es el cielo para algunos: vienen a él para morir, o tal vez ya están muertos con solo llegar a él, por causa nuestra.

La última puerta al surTítulo original: Dernière Porte au sud.
Título: La última puerta al sur.
Dirección: Sacha Feiner.
Guion: Sacha Feiner.
Producción: Alon Knoll.
Fotografía: Sacha Feiner.
Animación: Sacha Feiner.
Edición: Sacha Feiner.
Música: Alexandre Poncet.
País: Francia, Bélgica.
Año: 2015.
Voces: Aaron Duqaine, Haruki Gamano.

______________

Se puede ver  La última puerta al sur de manera gratuita durante el 6° My French Film Festival, en la página del festival, hasta el 18 de febrero de 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s