Alex of Venice: la vida es solo una rutina.

Ya lo decía Plinio el Joven: si le preguntas a alguien qué es lo que hizo hoy, te responderá que ha hecho casi las mismas cosas que hizo el día de ayer, y el de anteayer… Y sin embargo se tiene la impresión de que cada día es único —y maravilloso, para aquellos que viven bajo el principio que dice “solo se vive una vez”—, cuando la vida no es más que rutinaria. ¿Por qué razón tenemos esta impresión? Plinio decía que se debe a que nuestra mirada siempre está fija en el presente, es decir, solo pensamos en las cosas que hoy tenemos por hacer o en los hechos que hoy están en boga. Con esta mirada le otorgamos mucha importancia a lo que hacemos día con día. Así no dormimos y nos atormentamos por los deberes (escolares, laborales…) que nos hemos comprometido a cumplir, o por la tareas que nos parecen inaplazables o por los hechos que creemos irrepetibles.

En tanto, el pasado queda oscurecido, y con ello las pruebas de lo que decía Plinio: la vida es solo una rutina, repetida todos los días, casi sin excepción. La opera prima de Chris Messina, Alex of Venice (2014), introduce un punto de vista provocador sobre este asunto: habla de una pérdida de memoria que mantiene los días anteriores en el olvido.

En ella, Alex (Mary Elizabeth Winstead) es una mujer enfocada solo en su trabajo, mientras su esposo George (Chris Messina) es quien se ocupa de todas las tareas del hogar, entre las que se incluye el cuidado de su suegro (Don Johnson), quien está perdiendo la memoria poco a poco. El hartazgo de vivir así lleva a George a decirle a su esposa que planea irse de casa en busca de nuevos rumbos. Con ello trastoca la vida de Alex, pues tiene que reorganizarla de tal modo que, ahora, cumpla su trabajo, cuide a su hijo, a su padre, y además aprenda a hacer todas las tareas que le había delegado a su marido.

La fijación de Alex por su trabajo se plantea desde el inicio de la cinta, mediante un contraste, primero mostrando espacios abiertos, surfistas y personas caminando junto a la playa, mientras ella sale de su trabajo para entrar a su auto. Y después de una larga escena de ella conduciendo (que es una metáfora, aunque no muy bella ni original, de lo cerrada que está hacia otros aspectos de su vida) llega a casa para continuar trabajando: la escena en la que tiene la laptop en las rodillas y su llamada telefónica que no le permite prestarle atención a su padre, quien se niega tomar sus medicinas. Queda claro que nuestra protagonista está enfocada en el aquí y el ahora de un aspecto de su vida: su trabajo.

Esta forma de vivir es caracterizada como propia de personas con pérdida de memoria: no saben cómo es que han llegado a vivir así, han olvidado aquellas desiciones que dieron rumbo a su vida, y se comportan de tal modo porque creen recordar que siempre lo han hecho así. Todo esto queda revelado cuando algo trastoca su rutina. En el caso de Alex es la partida de George: sin él, nota todos lo demás aspectos de su vida que había descuidado, como atender los asuntos escolares de su hijo o algo tan simple como prepararle el almuerzo para la escuela. Además su mirada se ve llevaba hacia el pasado: Alex habla de lo que la llevó a casarse con George, de su fijación por el trabajo incluso desde pequeña, y de todo lo que no pudo hacer.

Tratar este tema así, como decía, es provocador, e incluso Messina introduce un juego de espejos entre la historia de Alex y la de su padre, quien a pesar de estar perdiendo la memoria logra aprenderse sus diálogos para actuar en una obra de teatro cuyo tema es, precisamente, el olvido. No obstante, este tratamiento se diluye, porque la cinta deja historias en el aire (el enamoramiento del hijo de Alex y George hacia una de sus compañeras de clase), no se logra un equilibrio entre las historias de Alex y su papá, y se intenta hacer un giro a mitad de la cinta para ver cómo enfrenta un niño el divorcio de sus padres. Además sus personajes secundarios quedan desdibujados como en el caso de Lily (Katie Nehra), la hermana de Alex; o ni si quiera son dibujados, como es el caso de Walt (Reg E. Cathey), pues no se sabe por qué está ahí, quién es y cuál es su importancia más allá de material para la acción (él conduce un bote en una secuencia donde aparece el padre de Alex). Se entrevé la inexperiencia de Chris Messina.

Y hacia el final, según parece, todos los temas se mandan a volar, mediante una fiesta en la que Alex consume éxtasis y queda tendida en el suelo. Para salvarla recurre a George, quien regresa solo para recalcar que se divorciarán. A esta alturas, Messina intenta enfocarse en el niño, y con unas secuencias un tanto impostadas trata de terminar la relación en buenos términos, nada más.

Hay un movimiento paradójico en la película: hacia el final, los personajes parecen olvidar todo lo previo y se dejan llevar por la alegría. Incluso la pérdida de memoria del padre de Alex pasa a un segundo término: solo hay breves secuencias de él haciéndose estudios. En tanto, su actuación en la obra queda filmada de modo más espléndido. Una vez más el hoy oculta los días pasados. Pero cierta inconsciencia revela todo, más allá de la alegría que se quiere mostrar: en la escena final, Alex y su hijo caminan por la calle mientras comen un helado. La fría rutina se hace presente.

ggsdTítulo original: Alex of Venice.
Director: Chris Messina.
Guión: Jessica Goldberg, Katie Nehra y Justin Shilton.
Producción: Samantha Housman, Jamie Patricof Jamie Patricof.
Fotografía: Doug Emmett.
Edición: Amy McGrath y Brian McGinn.
Música: David Wingo.
País: Estados Unidos.
Año: 2014.
Elenco: Mary Elizabeth Winstead (Alex), Don Johnson (Roger), Chris Messina (George), Katie Nehra (Lily), Skylar Gaertner (Dakota).

___________

Plinio el Joven. Cartas. Introducción, traducción y notas: Julián González Fernández. 1ª edición, Madrid: Editorial Gredos. 2009. Colección: Biblioteca Gredos/128.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s