5° My French Film Festival: Tirez la langue, mademoiselle (Saque la lengua, señorita).

21021627_20130722160816722

My French Film Festival.

My French Film Festival es un festival en línea. Es decir, es un Festival que tiene lugar en Internet, y las películas que forman parte de él se pueden ver en su sitio de manera gratuita. En su Quinta edición, las películas están disponibles desde el 16 de enero hasta el 16 de febrero de 2015, y en ella hay diez largometrajes y diez cortometrajes en competencia.

Tirez la langue, mademoiselle (Saque la lengua, señorita).

Tirez la langue, mademoiselle (2013) es el segundo largometraje de Axelle Ropert, y en esta ocasión se encuentra en la Competencia de la Quinta edición del festival en línea My French Film Festival. En esta película, la directora y guionista nos presenta la historia de dos médicos, que son hermanos y han estados juntos desde hace cuarenta años: Boris y Dimitri Pizarnik. Ellos tienen un consultorio médico, en el que literalmente trabajan codo a codo, como si estuvieran “unidos por la cadera”. Pero también hacen visitas a domicilio, y toda su vida cambia a partir de una de ellas, que trae consigo la aparición de una mujer, Judith Durance, de quien los dos se enamoran.

Esta breve descripción muestra uno de los movimientos que están presentes a lo largo de la película: un juego de binomios y tríos, y que yo considero el mayor acierto de Tirez la langue, mademoiselle. En la película hay unos cuantos planos en los que aparecen más de 3 personas en el encuadre; las ocasiones más notorias en las que esto pasa es en la secuencia inicial del filme, en la que un plano cenital nos muestra brevemente uno de los espacios por el que se moverán los personajes; y así también, las ocasiones en que vemos a Judith en el bar en el que trabaja como barman. Sin embargo, lo importante es que nunca hay cuatro personajes relacionados en un mismo encuadre, como si las relaciones personales no pudieran darse con un número mayor a tres.

Pero sin duda, el mayor juego que se da entre binomios y tríos es entre Boris, Dimitri y Judith. Algo notable con respecto a los primeros es que Axelle Ropert no nos muestra desde el comienzo su relación establecida, sino que la construye en los primeros momentos de la cinta. Ella presenta a Boris y Dimitri de manera separada, en secuencias propias, lo que puede desconcertar, porque la secuencia de Dimitri caminando por la ciudad durante la noche se ve interrumpida de manera abrupta por aquella que nos muestra el gimnasio en el que Boris practica ping-pong. Pero después, Ropert los une cuando se ven uno al otro a través de las ventanas de sus respectivos apartamentos. Esto puede desconcertar, como decía, pero quizá sea el modo adecuado de presentar dos vidas separadas y distintas que sin embargo están estrechamente unidas; por ello, al final esto se repite en cierto modo, cuando Dimitri se mudó a otro país y Boris se quedó en París, y sin embargo lo primero que este hace al llegar a casa es hablarle por teléfono a su hermano. Tanto en esta, como en la primera secuencia, Axelle Ropert los muestra separados, pero tiende líneas de comunicación.

A partir de la creación del binomio Boris-Dimitri hecha en los primeros minutos de la cinta, ellos pasan a aparecer en el mismo encuadre en varias ocasiones, como si estuvieran “unidos por la cadera”, ya sea caminando o bien en su consultorio médico, donde descubrimos que la consulta la dan juntos, y uno completa las frases del otro.

Sin embargo, con la aparición de Judith, de quien los dos se enamoran desde que la ven, el binomio Boris-Dimitri se quiebra físicamente, es decir, cada uno se hace de un encuadre propio: dejan de aparecer los dos en el mismo plano, y la cámara los toma por separado o bien tiene que ir de un lado a otro para captarlos. La secuencia más ilustrativa de este quiebre es aquella en la que la cámara los toma desde fuera de su consultorio y se acerca lentamente a ellos, mientras ven a través de la ventana.

Sin título 1
Fotograma de Tirez la langue, mademoiselle.
Sin título
Fotograma de Tirez la langue, mademoiselle.

 

Cada uno se ha apropiado de un plano, separándose del otro. Sin embargo, el binomio Boris-Dimitri se quiebra sólo físicamente, porque las líneas de comunicación permanecen tendidas, al grado en el que con plena libertad (que  para uno puede resultar abrupta) Dimitri le pregunta a Boris si le gusta Judith y si están juntos; e incluso cuando ya no pueden verse el uno al otro, mantienen la comunicación dándose mensajes a través de su amigo Charles. El quiebre sólo es físico, en los planos, y después esto es corroborado por Dimitri ─justamente tras esta secuencia─ cuando le dice a Judith, quien le pregunta si no está con su hermano: “No somos siameses unidos por la cadera”. Aquí está expresada la separación física.

Pero además, esta breve pero importante secuencia, muestra otro rasgo importante de Tirez la langue, mademoiselle: la repetición. No sólo porque a Boris y Dimitri les guste la misma mujer, sino porque uno recrea las secuencias del otro: ya sea ambos en el ascensor que lleva al departamento de Judith, o bien en las secuencias en las que uno y otro van a buscarla al bar en el que trabaja.

Desde esta perspectiva, Boris y Dimitri parecen tener las mismas oportunidades con Judith, pero desde antes la forma en que filma Axelle Ropert nos muestra hacía quién está más inclinada ella. Ambos tienen dos encuentros con Judith: Boris la ve en la noche dos veces, en una la invita a un restaurante y en la otra ella le regala un dulce de coco; Dimitri la encuentra durante la noche en una ocasión e intercambian unas palabras; y su segundo encuentro es cuando él le confiesa su amor.

Lo importante en el primer encuentro Dimitri-Judith es que ellos nunca aparecen en el mismo encuadre, cosa que en la película significa distanciamiento, como lo muestra lo ya mencionado sobre Boris y Dimitri. Y en su segundo encuentro, si bien al comienzo están juntos en el mismo plano, sin embargo, terminan separados, cada uno en su propio plano. El distanciamiento se repite en este encuentro. En cambio, en el primer encuentro Boris-Judith hay planos en los que están juntos y en los que están separados, pero la segunda vez siempre aparecen en el mismo plano.

Sin título
Fotograma de Tirez la langue, mademoiselle.
Sin título 6
Fotograma de Tirez la langue, mademoiselle.

 

Aquí está mostrada la unión y la afinidad: Axelle Ropert los muestra juntos en una imagen. Desde aquí estaba indicado: Boris y Judith terminarían juntos. Y como al comienzo, un binomio trae consigo un trío. Al principio fue: Boris-Dimitri-Aspro. Y al final: Boris-Judith-Alice.

Título original: Tirez la langue, mademoiselle.
Título: Saque la lengua, señorita.
Directora: Axelle Ropert.
Guión: Axelle Ropert.
Producción: Philippe Martin, David Thion.
Fotografía: Céline Bozon.
Edición: François Quiqueré.
Música: Benjamin Esdraffo.
País: Francia.
Año: 2013.
Elenco: Cédric Kahn (Boris Pizarnik), Laurent Stocker (Dimitri Pizarnik), Louise Bourgoin (Judith Durance), Paula Denis (Alice), Serge Bozon (Charles), Camille Cayol (Annabelle).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s