Sobre ella.

sobre_ella_21024

Acercarse a una película tomando como referencia su cartel no es una de las mejores decisiones; sin embargo, hay ocasiones en las que quizá aquel puede darle cierto sentido a un filme, al funcionar como una especie de síntesis. O al menos eso creo que podemos decir con respecto a Sobre ella, la opera prima de Mauricio T. Valle.

Sobre ella es un escarceo, es decir, es una película que avanza a tientas, se queda en la superficie y no profundiza en nada.

La cinta, como lo muestra su cartel, trata sobre amar, perder, llorar, vivir y reír. Y en ella vemos a las cuatro personas de la imagen pasar por esos estados. Podría ahondarse más en la descripción, pero me parece que hacerlo va en contra del espíritu del filme, porque él mismo no lo hace. Por ejemplo, las historias de Ana y Daniel son en el fondo la misma. Por su parte, a ella la vemos enamorada de un chico (amar), que después es asesinado durante un asalto (perder), y a causa de ello pasa por un periodo de depresión (llorar), del cual se recupera tras empezar una relación con su amigo Christian (reír). Daniel, por su parte, está enamorado de Pia (amar), quien parece ser una chica impulsiva y primero lo hace pensar que puede haber algo entre ellos, pero termina regresando con su novio (perder), tras lo cual Daniel pasa por un periodo de amargura (llorar), del cual parece reponerse hacia el final (reír).

En el fondo, todas las historias de la película son la misma. Y esto es porque la cinta es un escarceo, es decir, aborda el desarrollo de los personajes de manera superficial. Cuando uno observa sin un poco profundidad, nuestras vidas son muy semejantes: todos tienen obligaciones escolares/laborales que cumplir, todos tienen relaciones afectivas alegres o tristes, y todos tenemos más o menos los mismos intereses y pasatiempos. Desde esta perspectiva, como lo muestra el cartel de Sobre ella, una vida puede reducirse a verbos: amar, perder, llorar, reír, trabajar, comer, soñar. Es sólo cuando se observa con profundidad, cuando se empiezan a ver los matices de una vida y se descubre aquello que, según se ha llamado, “nos hace únicos”.

Pero Sobre ella no adopta esta última perspectiva; ella se queda en la superficie de sus personajes, haciendo que sus historías sean iguales. Y así también, la película se queda en la superficie en lo que respecta a las imágenes. En la obra de Mauricio T. Valle la cámara apenas deja de moverse, y su función básicamente es registrar lo que está pasando frente a ella. Y esto es conforme al espíritu tentativo de la cinta: un escarceo es eso, ir de un lado a otro, apenas registrando primeras impresiones, tantear el terreno sin profundizar.

Una cámara fija o que se mueve en travellings lentos, por ejemplo, como la que registra las conversaciones en Sueño de invierno (2014), de Nuri Bilge Ceylan, no iría acorde con Sobre ella, donde los personajes apenas se comunican sus pensamientos. Con respecto a esto, es notable la secuencia en la que los personajes están platicando y bebiendo vino: en ella, se interrumpen unos a otros y cambian muy rápidamente su tema de conversación, nunca ahondan ni se cuestionan nada, mientras la cámara nunca deja de moverse. Ella, como ellos, sólo dan tanteos.

El montaje y la música de la película también van en el mismo tenor. Los episodios de la vida de los personajes están intercalados, y la cinta nos lleva de un lado a otro, como la música, que aparece y desaparece incluso de forma violenta. Mauricio T. Valle sólo nos entrega tanteos de cada cosa. Ni siquiera la secuencia más paroxística, la del asalto, es presentada sin cortes, pues ella se intercala con imágenes de Ana retorciéndose en su cama.

En suma, Sobre ella es una película sin profundidad, y por ello nunca se detiene en algo; su espíritu es el del tanteo y la superficialidad.

1.

En Sobre ella, este es uno de los pocos momentos en los que la cámara se queda quieta:

Sin título
Fotograma de Sobre ella.

Y ni siquiera en este momento se observa cierta profundidad, al intentar mostrar la desolación que siente el personaje, porque el plano es una repetición: el personaje tiene la misma posición que la mujer en la imagen. No hay profundidad, sólo hay despliegue en la superficie del plano.

Título original: Sobre ella.
Director: Mauricio T. Valle.
Guión: Mauricio T. Valle.
Producción: Mauricio T Valle, José María Torre, Marco Polo Constandse.
Fotografía: Niels Buchholzer.
Edición: Jorge Macaya.
Música: Sergio Luque.
País: México.
Año: 2013.
Elenco: Aislinn Derbez (Pia), Patricia Garza (Ana), Juan Pablo Medina (Daniel), José María Torre (Christian), Alejandro Camacho (Miguel).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s