Apps.

4802227735_763ba09f4f_b
“iPhone 4 Bumper + Universal Dock w/ DIY Adapter”: fotografía vía Flickr por Yutaka Tsutano.

 

Antes, poco más de medio año, nada sabía de aplicaciones; de hecho, sólo conocía su existencia. No habían entrado en mi vida, pues lo único que tenía era un celular, normal, de esos que tienen las funciones de todo teléfono móvil, y de los primeros con Wifi. No táctil, sino todavía de teclas. Además, no conocía a nadie con un celular más reciente (sí, mi mundo de conocidos es muy pequeño), ni mucho menos con una tablet. Poco después, uno de mis conocidos se compró una, muy sencilla, y en una platica sobre ella, a mí y a otros, nos preguntó: “¿qué es una app?” Y por su fuera poco nos remató: “¿qué es la nube?” No recuerdo qué contesté, pero no debió de haber sido algo muy inteligente. Fue sólo hasta hace algunos meses, cuando me hice de un iPad mini, que empecé a descubrir el mundo de las aplicaciones.

Siri dice que el amor lo puede todo; el amor, y el iPad. Como se sabe, ella es muy bromista, pero uno se ve tentado a aceptar esa broma como, al menos, parcialmente cierta. Pues se olvida de decir que si el iPad lo puede todo, ello lo puede en buena medida por las aplicaciones. De este modo, no resulta nada extraño que uno de los primeros consejos, tras destapar tu nuevo y primer iPad, sea instalar una que otra app. Pues si no, se tendría un bello y elegante aparato, con interesantes funciones y que en algunos casos, yo lo sé bien, puede darte cierto estatus elevado; pero nada más. Apple lo sabe: el iPad es una poderosa herramienta gracias a las aplicaciones, no sólo las propias, sino sobre todo las de otros. Así existe su campaña ¿Cuál es tu verso? En la cual, hasta ahora, podemos ver seis historias sobre cómo es usado el iPad en el cuidado del cuerpo, en la creación de música y bailes; o viajando por el mundo, desde los lugares más altos hasta las profundidades de los mares y océanos. Y en todas ellas hay apps involucradas: Gaia GPS, C3 Logix, SloPro, Artemis HD, WordPress, Fotopedia, Facebook, Twitter, etcétera. Además, existe otro video dedicado a la importancia que tienen los desarrolladores, donde unas cuantas personas declaran su afición o la relevancia que ha cobrado en su vida una que otra app: Paper by Fifty Three, Zhi Fu Bao, Air Bnb, Evernote, Pinterest, Marine Debris Tracker, Tinder, Candy Crush, etcétera.

Pero, atención, yo hablo del iPad y de Apple no por otra razón, sino porque es lo que conozco más. Pues apenas he tenido en mis manos una Surface, y no he manejado un dispositivo Android ni nunca he visitado Google Play. Pero para el caso no importa, pues quiero hablar de las apps. En los videos de Apple, como algunos han dicho, es verdad que vemos el iPad en usos no muy comunes: escalando altas montañas, trabajando en Bollywood o en manos de biólogos marinos que bucean. Es cierto: un uso del iPad y aplicaciones grandilocuente.

En Applesfera, sobre esto, titularon un texto del siguiente modo: Lo que Apple piensa que hacemos con el iPad y cómo lo utilizamos de verdad. Y ahí Miguel Michán escribió: “… por cada iPad dedicado al rescate de personas en helicóptero, el mantenimiento de generadores eólicos o la grabación submarina, ¿cuántos iPad están dedicados a objetivos menos elevados?” Pero hay cierto descuido aquí, creo yo, pues si bien aquellos usos son grandilocuentes, no obstante, no es en lo que nos debemos enfocar. No hay que ver dónde es usado, sino el uso, nada más. “Abres una app y abres una posibilidad”, se dice en el video de los desarrolladores. He aquí el punto: en principio, todas las apps son iguales en tanto que posibilitan hacer algo. ¿Qué? Eso depende de cada uno. Y aquellos usos que muestra Apple, sí, son grandilocuentes, pero porque no muchos somos alpinistas, ni rescatistas ni trabajamos en Bollywood. Pero, al final, ellos hacen lo mismo que puede hacer cualquier otro: hallarle un uso al iPad y sus aplicaciones. Y el uso que hallaron es tan sorprendente por sus profesiones que por eso parecen elevados, alejados y diferentes de muchos de nosotros, cuando no es así.

Cuando se abre una app, la pregunta es: ¿qué puedo hacer con ella?

Frente a tal cuestión aflora la creatividad y genio de cada cual, porque si bien una app es creada con miras a algo, no obstante los usos son muchos. Así, por ejemplo, iTranslate es básicamente un traductor-diccionario, y sin embargo algunos lo usan también para estudiar otro idioma. O Evernote: ya he perdido la cuenta de los usos que se le puede dar. Pero, además, hay un doble movimiento: al comienzo la app nos exige algo, pero con el tiempo ella nos da otra cosa. De manera reciente, por hablar de algunos casos, leí en la App Store tres reseñas muy bellas, en las que el uso de una app cambió la vida de alguien. Dos de ellas eran reseñas a Pou, coincidiendo dos personas en que es un juego que te hace más responsable; la otra era a Día uno (diario), donde alguien anotó que “de pronto se convirtió en un gusto escribir acerca de mi día gracias a DayOne. Y espero que pueda convertirse en un hábito. Seguramente así será porque esta aplicación hace muy fácil escribir tus recuerdos.” Así, al menos a mí, no me resulta sorprendente que hayan frases como “X app salvó mi vida”, “D app mejoró mi trabajo”, “Z aplicación se ha vuelto indispensable para mí”.

Las apps han llegado a convertirse en importantes, a veces vitales, para la vida de las personas. Pues todos hacemos cosas, y algunas aplicaciones pueden ayudarnos a realizarlas de manera más rápida, de mejor forma o más ordenadamente. Y, cosa maravillosa, uno puede empezar a hacer nuevas cosas con tan sólo descargar una app: “no paro de hacer fotos”, he leído en una que otra app de fotografía, por ejemplo. Las apps, que siempe posibilitan hacer algo, ensanchan, modifican o revolucionan el campo de acción de seres que siempre están haciendo algo. Pero algo falta, me da la impresión: debemos contar cómo las usamos. Así como Apple muestra algunos usos, debiéramos hacer lo mismo todos, pues hay cosas que no alcanzamos a descubrir por nosotros mismos. Creo que si, en alguna forma, pudiéramos ver cómo las personas usan las aplicaciones en sus dispositivos, sin duda ellas nos serían de más utilidad a todos. No hace ningún daño admitir que uno solo no puede imaginar todos los usos posibles de una app. Algo así como lo hace DayOne en su página de Internet, donde tienen un archivo de usos de esa aplicación hallados por los desarrolladores mismos y por quienes la usan.

Hace tiempo, por hablar de mí, viví el conflicto de elegir entre dos apps que suelen ponerse a competir o comparar: OneNote y Evernote. Ambas son aplicaciones para tomar notas, y yo me veía en la dificultad de no saber cuál era mejor, más recomendable, más funcional o con mejores características. Cometí un error grave: creer que una app lo pude todo, y así sólo debiera escogerse una sola. Pero para mi suerte encontré un texto, no recuerdo ya cómo, donde alguien decía que usaba OneNote para unas cosas, y Evernote para otras. Es cierto, me dije yo: debemos encontrar usos, antes que creer que una sola aplicación lo puede hacer todo. Pero también me di cuenta de la incapacidad que podemos llegar a tener para encontrar usos. Eso incluso para aplicaciones que no parecen problemáticas, como aquellas de almacenamiento: Dropbox, Box, MEGA, OneDrive, etcétera. Se puede llegar a creer, inocentemente, que conviene sólo escoger una. Pero no. Alguna vez leí un comentario muy lúcido donde alguien decía que si necesitaba un archivo para trabajarlo en equipo, usaba Dropbox; pero si se trataba de un archivo pesado y del cual necesitaba dar un link, entonces elegía MEGA, por los 50 GB que ofrece gratis. Así lo supe: usaba MEGA como disco duro, y Dropbox como plataforma de trabajo.

Si no fuera porque, hasta cierto punto, puede resultar chocante mencionar la frase “mi iPad” de manera muy seguida, o al menos hacer alusiones continuas a ello, pondría sin nigún problema cómo uso las apps que tengo instaladas. Pero hoy no, hoy no quiere ser chocante. Así que sólo pondré los nombres de las que tengo instaladas hasta ahora. Aunque, la verdad, me gustaria saber cómo usan las personas sus apps, y descubir posibilidades que no alcanzo a ver. Pero ser el primero siempre es díficil, porque si lo haces mal, muchos no te seguirán; y si lo haces bien, muchos ya no lo harán pues no ven motivos para hacerlo cuando alguien ya lo hizo muy bien.

  • DRAE: el diccionario de la Real Academia Española.
  • ProCam XL 2.
  • WordPress.
  • Pages.
  • Scribd.
  • Facebook.
  • Twitter.
  • Evernote.
  • OneNote.
  • Notability.
  • iTranslate.
  • DayOne.
  • OneDrive.
  • Box.
  • MEGA.
  • Rookie.
  • Flickr.
  • Sketches.
  • Doulingo.
  • PicCollage.
  • Moldiv.
  • Scanner Pro

Juegos -que también son, aunque algunos lo duden, muy importantes:

  • Minion Rush.
  • Springfield.
  • El resurgir de Mema.
  • TwoDots.
  • Dots.

Y las revistas -todas ellas totalmente gratuitas, por cierto:

  • Ciencia y Desarrollo.
  • Vis -à – Vis
  • ESPN Magazine.
  • The Weekly.
  • Revista de la Universidad de México para IOS.

Nota del 9 de junio de 2014.

Hace unas horas puse este texto, y él dice que debiéramos decir cómo es que usamos las apps, pues no somos capaces de imaginar por nosotros mismos todos los usos que se le puede dar a X aplicación. Y, justo ahora, acabo de encontrar algo más o menos parecido en las reseñas a DayOne que se hacen en la App Store. En esta app, ahora, no se pueden poner muchas fotos en una entrada sino sólo una. Pero alguien dijo, como tip, que hiciéramos collages de fotos.

¡Qué sorprendente! Solventó la carencia de la app con mucho ingenio. Al menos a mí no se me había ocurrido. Y así ya es posible poner muchas fotos, y hasta hacerlo con más estilo y gracia. Creo que éstas son algunas de las ventajas que tendríamos si todos dijéramos cómo usamos las aplicaciones en nuestros dispositivos, no sólo en reseñas, sino de otra forma más extensa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s