Una posible característica de las series vista desde Grimm: la consciencia de sí misma.

grimm-2011-season-1-sezonul-1-wallpaper-1

Desde luego han de existir excepciones, pero muchas cosas parecen mostrar que las películas y las telenovelas no tienen consciencia de sí mismas. Si bien en ocasiones algún personaje dice sentirse “como en una película”; no obstante, esto no significa que la película tenga consciencia de sí, pues hay una diferencia radical entre decir lo anterior y afirmar “estoy en una película”. Y aún más, porque aunque dijera esto, sin embargo sólo un personaje lo diría; nunca, la película o telenovela misma.

Sin embargo, bien puede suceder que alguien sea consciente de sí y nunca lo haga explicito. Mas existen síntomas que nos permiten percibir que existe tal consciencia, aunque nunca se haga patente. Uno de ellos es, creo, el ser capaz de decir cómo es nuestro funcionamiento o suceder regular. Así, por ejemplo, cada cual es capaz de afirmar, ante ciertas cosas que se nos plantean, que prefiere no hacerlas porque se conoce y así sabe que terminará haciendo lo que siempre hace. Esto es síntoma de que existe una consciencia de sí misma pues sólo con ella, pienso, se es capaz de regresar sobre sí y de este modo encontrar nuestras regularidades. La consciencia de sí misma, pues, permite realizar un trabajo sobre sí. Aceptando que esto es cierto, nunca he visto nada semejante en una película o telenovela, diciendo, por ejemplo, “como hemos llegado al nudo de la historia, ahora comienza el desenlace”.

Pero de manera reciente encontré esto en una serie: Grimm. En el final del episodio doce, “Season of the Hexenbiest”, de la segunda temporada, apareció algo que todo observador de series conoce: “To be continued…” Fuimos dejados en suspenso una vez más, pero poco después, abajo de esto, apareció un extraño y cálido: “Sorry

tumblr_inline_n20uuxJCK21r38c0q
Final del capítulo “Season of the Hexenbiest” (12) de la segunda temporada de Grimm.

¡Alguien, por fin, se disculpó con nosotros por dejarnos en suspenso! Empero, haciendo a un lado la emoción por ello, debe llamar nuestra atención lo que tal mensaje significa: la serie Grimm fue consciente de que debió detenerse de manera obligada -por qué o quién, no importa ahora. Ella supo que el capítulo doce y trece no eran dos, sino uno. Así, creo, se disculpó por hacer algo que no debía y no quería: cortar de manera violenta un capítulo. Éste es un síntoma de consciencia de sí: sabe que su funcionamiento regular es reproducirse en capítulos de 45 minutos, y de este modo cuando no pudo hacerlo si no era en uno de 90, debió hacer violencia contra sí misma y ante ello no tuvo más que hacer sino ofrecer disculpas.

Y no todo quedó aquí, como si sólo se hubiera tratado de un exabrupto, ya que en el final de la segunda temporada, en el capítulo veintidós, se dio algo semejante. Otra vez fuimos dejados en suspenso, y apreció el conocido “To be continued…” Y nuevamente poco después, abajo de él, apareció otra leyenda. Pero ésta decía: “Oh come on, you knew this was coming”. ¡Mas sorpresiva resulta ésta!

tumblr_inline_n20uvlLU5z1r38c0q
Final de la segunda temporada de Grimm, en el capítulo 22: “Goodnight, Sweet Grimm.”

Teniendo como referencia la vez pasada, ¿qué sabíamos que pasaría? ¿Sabíamos que íbamos a quedar en suspenso una vez más o que iba aparecer, como en el capítulo doce, una leyenda? ¿O sabíamos las dos cosas? Sea como fuere, creo, este final de temporada muestra claramente que la serie Grimm tiene consciencia de sí misma: el síntoma que nos permite afirmarlo es que está descubriendo cuál es su funcionamiento, en tanto serie, conforme avanza. La primera vez pudo tomarla por sorpresa su reproducción en un inusual capítulo de 90 minutos, pero tras esa experiencia, en el final de temporada, ella ya sabía qué iba a pasar y nosotros también.

No puedo afirmar con seguridad si algo parecido fue hecho antes por alguna otra serie, pero es de suma importancia tal hecho. Las series, lo he pensado desde hace mucho, si bien como las películas o telenovelas son imágenes en movimiento, sin embargo son diferentes. Así, si acaso es cierto que ellas tienen -o pueden tener- consciencia de sí mismas, ésta es una de las características que las separarían más claramente de aquéllas. Desde esta consciencia de sí, quizá, podría partir el estudio de las series. O si no, sin duda sería uno de los aspectos más importantes a revisar. Pues, hasta donde yo sé, nadie ha investigado las series en tanto series…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s