Taxi Driver.

Taxi-Driver_11

1.

Travis Bickle ha sido juzgado mal, muy mal: se ha dicho de él que es un adicto a la pornografía, que se siente rechazado por la sociedad, que es un psicópata, que está desquiciado, pero que al mismo tiempo es bueno o humano por ayudar a Iris, etcétera. Muy mal ha sido juzgado. A decir verdad, de él sólo tenemos cuatro cosas ciertas, dichas por él mismo: la primera es que no puede dormir; la segunda es que le causan repugnancia la basura y la suciedad, la que las personas tiran en la calle y algunas personas que salen a la calle: putas, pordioseros, sodomitas, travestis, maricones, drogadictos, adictos. Esta basura y suciedad en las calles es, simplemente, escoria; ambas son nauseabundas para él, la segunda por ser venal, y la primera no parece requerir explicación. La tercera cosa que sabemos de él es que lo único que necesitaba era darle un sentido a su vida, pues no cree, nos dice, que uno deba dedicarla a autoanalizarse morbosamente. Por último, la cuarta cosa que sabemos de él es que la soledad lo ha seguido toda su vida, a todos lados, y no hay manera en que pueda escapar de ella; él es, pues, el hombre solitario de Dios.

Casi todas las acciones de Travis Bickle pueden (intentar) explicarse tomando como base esas cuatro cosas, ésta es nuestra tesis. Así, por ejemplo, ¿por qué llevó a Betsy a un cine porno? Él mismo dice que no sabe nada de películas, a excepción de las pornográficas, claro está; mas éste, su único conocimiento de películas, puede explicarse cuando sabemos que no podía dormir, pues ¿a dónde más podría ir durante las noches un hombre, además un cine porno? O así también, ¿por qué Travis intentó matar a Palantine? Lo único que él necesita es que algo le dé sentido a su vida, así, primero fue Betsy quien se lo dio, quien apareció como un ángel entre toda la inmundicia, y por esto mismo no podía ser tocada por nadie, pero así también por ello estaba sola y no era feliz, como Travis; sin embargo, después de que Betsy dejo de contestar sus llamadas y fue a confrontarla, perdió lo que le había dado sentido a su vida. ¿Qué pasó después de esto? Encontró otra cosa que le dio sentido a su vida: matar a Palantine. ¿Cómo es que encontró esto? Este nuevo sentido a su vida le fue dado en parte por el hombre que iba a matar a su esposa con una Magnum calibre .44; además, debe notarse que después de esto fue llamado “killer”, y se sucedieron imágenes de Palantine. Incluso Travis le preguntó a Andy por una Magnum calibre .44, haciendo referencia a aquel hombre.

2.

La conocida secuencia en la que Travis Bickle habla frente al espejo parece ser la sublimación de la soledad. No es, como se ha dicho, un síntoma de locura, así como tampoco es un desahogo de deseos reprimidos, como sí lo es Oskar apuñalando un árbol de Déjame entrar. Es, todo parece indicarlo, la sublimación de la soledad: Travis Bickle no sólo está hablando solo, sino que está entablando una discusión con otro, al cual amenaza con matar. Pero aquí el otro o bien no es nadie más si no él mismo, o bien es también él mismo, o bien son todos menos él, o bien es alguien en especifico que no es él, o bien sólo son unos cuantos. En cuanto a la soledad en general se refiere, no importa cuál opción sea, en todas se busca una separación permanente de lo Otro, quedando de este modo un tanto más sola que antes, pues la soledad no parece ser otra cosa si no el constante querer separarse y retraerse. En cuanto a la soledad de Travis Bickle se refiere, hay importantes diferencias, al ser una u otra la opción.

3.

Los días pasan uno tras otro con regularidad, el de hoy es indistinguible del siguiente, hasta que, de repente, hay un cambio. Tal cambio le da a la vida un nuevo sentido. Ésta es una de las cosas escritas por Travis, y a decir verdad parece corroborarse cada vez que uno revisa su pasado y puede localizar, con mayor o menor precisión, acontecimientos que hacen un día distinguible de los otros. El nuevo sentido dado a la vida por tal acontecimiento, sin embargo, no muchas veces es tan radicalmente diferente de lo que se ha venido haciendo, como le sucede a Travis, es decir, no una vez se busca conquistar a alguien y tiempo después matar a un candidato a la presidencia. Empero, si bien no es tan radicalmente diferente, todo nuevo sentido dado a la vida es valioso en tanto que muestra nuevas perspectivas y posibilita el forjar nuevos caminos. De hecho, esto es lo que destaca Travis, y no el que sean radicalmente diferentes.

Al escribir esto, no deja de venir a mi mente Amélie: el encontrar la cajita herrumbrada, el tesoro escondido por un niño cuarenta años atrás, le dio un nuevo sentido a la vida de Amélie. Y así también viene a mi mente lo que han dicho algunos después de verla: “después de ver Amélie surgió en mí el deseo de ayudar a los demás”.

Título original: Taxi Driver.
Director: Martin Scorsese.
Guión: Paul Schrader.
Productores: Julia Phillips, Michael Phillips y Phillip M. Goldfarb.
Fotografía: Michael Chapman.
Edición: Marcia Lucas.
Música: Bernard Herrmann.
País: Estado Unidos.
Año: 1976.
Elenco: Robert De Niro (Travis Bickle), Jodie Foster (Iris), Cybill Shepherd (Betsy), Harvey Keitel, (Sport), Albert Brooks (Tom), Leonard Harris (Charles Palantine).

Título original: Låt den rätte komma in.
Título: Déjame entrar.
Director: Tomas Alfredson.
Guión: John Ajvide Lindqvist.
Productores: Carl Molinder y John Nordling.
Fotografía: Hoyte van Hoytema.
Edición: Tomas Alfredson y Daniel Jonsäter.
Música: Johan Söderqvist.
País: Suecia.
Año: 2008.
Elenco: Kåre Hedebrant (Oskar), Lina Leandersson (Eli), Per Ragnar (Håkan), Henrik Dahl (Erik), Karin Bergquist (Yvonne), Peter Carlberg (Lacke).

Título original: Le Fabuleux Destin d’Amélie Poulain.
Título: Amélie.
Director: Jean-Pierre Jeunet.
Guión: Guillaume Laurant y Jean-Pierre Jeunet.
Productores: Jean-Marc Deschamps, Claudie Ossard y Arne Meerkamp van Embden.
Fotografía: Bruno Delbonnel.
Edición: Hervé Schneid.
Música: Yann Tiersen.
País: Francia.
Año: 2001.
Elenco: Audrey Tautou (Amélie Poulain), Mathieu Kassovitz (Nino Quincampoix), Serge Merlin (Raymond Dufayel), Clotilde Mollet (Gina), Claire Maurier (Madame Suzanne), Isabelle Nanty (Georgette), Dominique Pinon (Joseph), Artus de Penguern (Hipolito), Urbain Cancelier (Collignon)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s